Urbano, proeuropeo… y laborista




Pocas veces veinte votos significaron tanto. Puede que alguno estuviera en Kensington Palace Gardens, junto a la casa de 125 millones de libras del oligarca ruso Roman Abramovich, propietario del club de fútbol del Chelsea. O un poco más al norte, en las mansiones de estuco de Notting Hill donde tienen su residencia londinense los Beckham. Quizás en la torre Trellick, esa monstruosa joya brutalista de Erno Goldfinger, codiciada ahora por sofisticados amantes del diseño. O en las humildes viviendas sociales que rodean a la torre Grenfell, devorada por las llamas este miércoles. Tuvieron que recontar tres veces. Fue la última circunscripción electoral del país en proclamar sus resultados en las elecciones del pasado 8 de junio. Pero el pasado viernes, por una diferencia de 20 votos sobre los tories, por primera vez en la historia, Kensington se convirtió en laborista.

Seguir leyendo.



INFORMACION COMPLETA AQUI



Noticias: Urbano, proeuropeo… y laborista - Urbano, proeuropeo… y laborista
Comentarios