Un cambio de rumbo todavía inconcluso




Fidel Castro murió la noche del viernes después batallar durante más de medio siglo por un igualitarismo imposible, y sin haber podido construir en Cuba la patria socialista y próspera ambicionada por el líder de la guerrilla que en 1959 derrocó a Fulgencio Batista. Lo intenta su hermano sin renunciar al poder político. Murió sin ser derrocado, ni asesinado, por Estados Unidos, que lo intentó desde los tiempos de Dwight Eisenhower. Toda una vida en el poder, en la utopía revolucionaria, y en la sala de máquinas de una nación cuya influencia geopolítica sobrepasó su tamaño.

Seguir leyendo.



INFORMACION COMPLETA AQUI



Noticias: Un cambio de rumbo todavía inconcluso - Un cambio de rumbo todavía inconcluso
Comentarios