Pujols y Beltré, las referencias ofensivas criollas que más atención requerirán




SANTO DOMINGO. Albert Pujols comenzará la temporada 2017 a nueve cuadrangulares de convertirse en el noveno en la historia que ingresa al club de 600, a 175 imparables de los 3,000 y necesitará 183 carreras remolcadas que difícilmente logrará (solo ha ocurrido dos veces) para las 2,000.

Si hace cinco años, cuando Pujols pisó la agencia libre por primera vez, hubiese aceptado la oferta inicial de US$125 millones por un lustro de los Cardenales en la resaca del título 2011 (que su esposa calificó de un “insulto”) el pasado invierno pudo haber vivido un escenario peor que el de José Bautista, Edwin Encarnación y Pedro Álvarez como desempleados.

Los Angelinos, que pusieron sobre la mesa US$44 millones más que la segunda oferta de San Luis (US$210 mm) ambas por una década, se quedaron con el jugador que comenzó la contienda 2012 con 32 años.

Pero cuando el pacto ha alcanzado la mitad de la vigencia y el equipo rojo todavía adeuda US$140 millones aparecen interrogantes cómo si el de Cristo Rey terminará cobrando fuera del roster de 25 hombres como Alex Rodríguez o si desafiará la lógica como David Ortiz, que entre los 37 y 40 años pegó 140 vuelacercas, al menos 30 en cada una de sus últimas cuatro campañas.

Hank Aaron, que pegó 755 cuadrangulares, tenía apenas uno más que Pujols a la edad actual del duartiano y The Hammer nunca disparó 50 en una campaña, como tampoco Pujols lo ha hecho.

El dirigente Mike Scioscia anunció la semana pasada que Pujols no jugará en la inicial la próxima campaña a causa de los problemas que ha afrontado en sus pies, el más reciente el derecho, del que se sometió a una cirugía en octubre.

El average general de bateo de Pujols, de 37 años, ha perdido 19 puntos (de .329 a .308) desde que cambió de liga; con San Luis promedió 40 jonrones y 120 remolcadas, mientras que en California baja a 29 cuadrangulares y 98 empujadas. Su línea ofensiva de rojo gira a un bateo de .246, porcentaje de embasarse de .325 y su slugging a .474 desde una línea .328/.420/.617 como “pájaro rojo”.

Tras su primer año con los Angelinos tuvo que someterse a una cirugía en la rodilla derecha y la facitis plantar ya comenzaba a hacer estragos en sus pies para correr. En julio 2013 el inicialista se rompió un hueso en su pie izquierdo y vio terminada su temporada cuando llevaba 99 partidos en julio.

Si bien la salud no le acompañó del todo, The Machine solo ha perdido 18 partidos en las últimas tres campañas. Ya en 2016 jugó 123 como designado, el doble que en 2015.

Sam Miller, de ESPN, ilustra cómo las dificultades para correr han restado el corrido de las bases a Pujols. En 2016 logró la base extra (moverse de primera a tercera con un sencillo, de primera a home con un doble o anotar desde segunda con un hit) el 18% de las veces. Como un Cardenal lo consiguió el 49% de las veces. En sus primeros cuatro años como Angelino lo logró el 39%.



INFORMACION COMPLETA AQUI



Noticias: Pujols y Beltré, las referencias ofensivas criollas que más atención requerirán - Pujols y Beltré, las referencias ofensivas criollas que más atención requerirán
Comentarios