here your ads CONTACT: 829-984-3536

¡Niña… no te comas el barro!




Andan los divulgadores en nutrición desgañitándose para que abandonemos las grasas, las harinas, los aceites refinados y los azucares añadidos. Hace tres siglos les habría explotado la cabeza tratando de convencer a las jovencitas pijas del Madrid barroco que dejaran de pegarle “bocaos” a los jarrones. Las niñas bien comían barro para ir a la moda, mantener una tez blanquecina y gustar al mozo elegido. No se entiende cómo la raza humana ha llegado hasta aquí.

Seguir leyendo.



INFORMACION COMPLETA AQUI



here

Sin categoría: ¡Niña… no te comas el barro! - ¡Niña… no te comas el barro!
Comentarios