“Ni consola, ni consolo”



“Deja ya la consolita y ponte a estudiar”, “¡ni consola ni consolo!”. Si naciste a partir de los años 70, habrás oído estas frases de la boca de tu paciente madre más de una vez. Y es que los videojuegos, que entraron en nuestras vidas como una alternativa de ocio innovadora y llamativa, se han convertido en parte del día a día. Antes, tener algún tipo de consola era ser el centro de atención en clase, ser aquel que recibía todas las visitas en casa porque todo el mundo quería jugar contigo.

Seguir leyendo.



INFORMACION COMPLETA AQUI



Noticias: “Ni consola, ni consolo” - “Ni consola, ni consolo”
Comentarios