Narcomantas exhiben corrupción en penales



Luego de que el martes un motín en el Penal de Cadereyta cobrara la vida de cuatro reos y dejara a más de 20 internos lesionados, la crisis que se vive en los penales de Nuevo León abrió un nuevo capítulo con la aparición de narcomantas donde denuncian a funcionarios penitenciarios por supuestos actos de corrupción y abusos.

En los últimos días -a la par de los dos motínes registrados en el Penal de Cadereyta-, en diferentes sectores de la ciudad se han montado mantas que señalan a varios directores y jefes de custodios como los principales promotores de la impunidad y corrupción que existe dentro de los tres reclusorios.

Del Centro de Readaptación Social de Apodaca nombran al director Humberto Marroquín Ayala; el jefe de seguridad, Miguel Ángel Vigil Solís; y al subjefe de seguridad, José Alberto Ortiz Gallegos.

Estos funcionarios tienen a su operador identificado presuntamente como Moisés Vázquez Mollejas, quien aparentemente maneja el cobro por privilegios y tráfico de drogas en ese penal.

Aldo Fasci Zuazua, vocero de Seguridad, reconoció el tráfico de drogas en el sistema penitenciario de Nuevo León.

“Fue una protesta contra estos decomisos, se llegó a un diálogo, pero las revisiones continuarán, no se puede dejar de hacer revisiones a quienes visitan los centros penitenciarios, es una obligación de Ley”, dijo.

En el Penal del Topo Chico las mantas exhiben a César Prados Leyva “El July”, junto con otros custodios.

“Ellos son los culpables de los actos que se llevan a cabo en el interior de los penales: extorsión, abusos, muertes y humillación. Esos funcionarios son parte de la corrupción, que reciben numerosas gratificaciones económicas para que estos hechos tengan impunidad”, cita el cartel.

Los últimos disturbios en el Penal de Cadereyta han exhibido la impunidad, pues los reos pudieron tomar las instalaciones en señal de protesta a los supuestos abusos de los custodios.

Recientemente el Gobierno estatal nombró a Ricardo Tejeda de Luna como director del Topo Chico, aunque organizaciones civiles han denunciado que durante su gestión en el Centro de Reinserción Social de Tuxtepec, en Oaxaca, se le relacionó con maltrato y extorsiones.

Labor fallida

Reporte Indigo publicó que desde la designación de Juan Antonio Caballero Delgadillo como comisario de la Agencia de Administración Penitenciaria, en febrero de 2016, el Estado ha fallado en garantizar la seguridad y el buen funcionamiento de los penales en Nuevo León.

Cambio de menú genera violencia

La administración del Cereso de Cadereyta cambió el menú alimenticio de los internos, quienes aseguraron que ese sería tan solo uno de varios abusos que han recibido últimamente.

Fuentes de Fuerza Civil consultadas por Reporte Indigo aseguraron que anteriormente los reclusos tendrían privilegios alimentarios, pues en el menú había barbacoa, menudo y hasta carne asada. Pero ahora, esto fue cambiado por otro tipo de platillo, que en algunas ocasiones está en malas condiciones.

A decir de los familiares de los reos, la comida es de mala calidad, incluso los custodios no han permitido que ingresen alimentos durante los días de visita, lo que ha ocasionado malestar en los reclusos.

Además, presuntamente las actividades deportivas se han reducido a menos horas. Sólo en el área de talleres no ha habido cambios.

Otro reclamo de los familiares apunta a que en los fin de semana los presos recibían un trato digno, pero ahora las condiciones han cambiando drásticamente.

Piden diputados soluciones

Diputados del Congreso local criticaron la falta de interés del Gobierno independiente para solucionar la crisis penitenciaria que actualmente vive Nuevo León.

El coordinador de la bancada del PAN, Arturo Salinas, calificó como negligente la actuación de las autoridades estatales para atender los motínes en las cárceles.

“Es inconcebible que horas después (de uno) vuelva a detonarse otro motín en donde ya hay muertos y uno de ellos calcinado, lo que habla de negligencia, de la falta de prevención por parte del Gobierno”, declaró Salinas.

Por su parte, el coordinador de la bancada del PRI, Marco González, aseguró que la entidad ocupa un gobernador de tiempo completo, más no uno que ande de viaje mientras el estado pasa por una crisis carcelaria.

“Queremos que el gobernador esté aquí presente, que apriete tuercas… no puede ser que los penales estén ardiendo y que él no esté, y aquí necesitamos un gobernador de tiempo completo.

“En los tres penales, en los tres ha habido disturbios, desorganización y en dos de tres ha habido muertos… es tiempo que reconozca el Gobierno que el trabajo que está haciendo en administrar los penales está para llorar”, aseguró González.



INFORMACION COMPLETA AQUI



Noticias: Narcomantas exhiben corrupción en penales - Narcomantas exhiben corrupción en penales
Comentarios