Good bye, Lenin!




Existe una elocuente, incluso sarcástica relación entre la dictadura y la longevidad. Lo sabemos en España y lo supieron los camboyanos. Lo saben los cubanos a cuenta del síndrome de Estocolmo que ha cultivado Fidel Castro desde la purga y el victimismo, así es que debió resultarle monstruosa la imagen de su hermano plegándose como un monaguillo ante un presidente americano y negro.

Seguir leyendo.



INFORMACION COMPLETA AQUI



Noticias: Good bye, Lenin! - Good bye, Lenin!
Comentarios