Caen sicarios que ejecutaron al Periodista Max Rogriguez



Grupo de Coordinación de Seguridad Pública confirmó el jueves 1 de junio la detención de tres presuntos asesinos del periodista de Colectivo Pericú, tras una balacera en la colonia Las Islas de La Paz, donde nueve sicarios fueron detenidos. Autoridades advierten que la violencia podría desplazarse de Los Cabos a La Paz.

El Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en Baja California Sur dio a conocer que en la balacera y reciente detención de nueve sicarios en la colonia Las Islas del municipio de La Paz, en una casa de seguridad de pistoleros del crimen organizado, tres de ellos están presuntamente relacionados con el crimen del periodista Maximino Rodríguez Palacios.

En rueda de prensa realizada la mañana del jueves 1 de junio, estos fueron los avances en la investigación que se dieron a conocer en torno al asesinato del reportero policíaco de Colectivo Pericú, ultimado el 14 de abril en La Paz, cuando descendía de su vehículo frente al establecimiento City Club. Ahí el periodista recibió al menos 15 disparos que le costaron la vida.

“Fue posible obtener datos de prueba suficientes para acreditar la probable participación de Juan ‘N’, José ‘N’ y Sergio ‘N’ en el homicidio del comunicador, por lo que podrían enfrentar hasta 50 años de prisión”, expresó Erasmo Palemón Alamilla Villeda, procurador general de Justicia en el Estado.
Entre las pertenencias, agentes de la Marina y Policía Federal lograron asegurar rifles de asalto, equipo táctico, cargadores y pertenencias de sicarios que iban y venían entre La Paz y Los Cabos.

Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, fiscal especial de Atención de delitos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República (PGR), afirmó que con estas acciones se reitera “de manera enfática su postura de trabajar de manera permanente y coordinada con todas las autoridades de los estados de la República para abatir la impunidad, de aquellos delitos cometidos contra compañeros y compañeras de la prensa, y que han sido agredidos por el ejercicio de su labor periodística”.

La PGJE estaría en la disposición de liberar las órdenes de aprehensión por el delito de homicidio calificado, las cuales se podrán cumplimentar contra los imputados una vez que la autoridad federal resuelva su situación jurídica por los hechos registrados en la colonia Las Islas.

“Satisfechos por el resultado que han dado a conocer a la ciudadanía, y sobre todo como uno de los principales afectados Colectivo Pericú, por esta terrible actuación que hicieron estos presuntos homicidas al privar de la vida a nuestro compañero”, afirmó Cuauhtémoc Morgan, director del sistema de noticias.

La autoridad confirmó que el homicidio del comunicador fue una reacción en contra del ejercicio periodístico que desempeñaba en el citado medio, sin embargo, Morgan puntualizó que el objetivo es “que se confirmen bien todas las pruebas, a fin de que se haga justicia en este suceso que nos impactó a los reporteros. Esperemos que este trabajo profesional también guíe a las instancias de justicia a los autores intelectuales de este homicidio, vamos a estar muy al pendiente y a darle seguimiento”.

También se expuso que para dar con los autores materiales del homicidio de Max Rodríguez, se tuvo el apoyo de imágenes tomadas por las cámaras de video-vigilancia de comercios donde se pudo ubicar el vehículo en que viajaban sus agresores. Al momento ya se realizaron pruebas forenses en materia de balística, criminalística, lofoscopía y medicina legal.

Con ello se determinó que los imputados por el asesinato podrían estar relacionados con hechos violentos de La Paz y Los Cabos, aunado a que cuatro de las seis armas con participación en el evento de la colonia Las Islas, “se relacionan con no menos de nueve hechos delictivos en Baja California Sur y uno en el Estado de Sinaloa, de acuerdo al Sistema Integrado de Identificación Balística (Ibis)”, agregó Palemón.
Cuatro de las seis armas aseguradas a presuntos sicarios, podrían estar vinculadas en al menos 9 homicidios dolosos en BCS y uno en Sinaloa.

Sin embargo, Cuauhtémoc Morgan rebatió:

“Justicia habrá para Baja California Sur cuando sean aclaradas decenas y decenas de crímenes que siguen impunes, habrá justicia para Baja California Sur, cuando se tengan presentados a los autores materiales de éste y muchos homicidios que han destrozado familias”.

Estado vulnerable ante hechos violentos

“La información es que hay más gente en San José del Cabo, la detención que se hizo este martes (30 de mayo), pues no arrojó nuevos objetivos. El conocimiento que tenemos es que hay más gente operando, sobre todo en Los Cabos, aquí tienen, pero lo fuerte es allá, entonces nos vamos con la mayor fuerza allá, y aquí, a resguardar puntos estratégicos revelados”, expresó a ZETA un miembro del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en Baja California Sur.

La fuente agregó que “se van a hacer operativos para reventar casas de seguridad de este grupo, el cual opera principalmente en Los Cabos, puntualizando en San José del Cabo”. También delimitó la zona de operación, “es uno el principal que ha generado inestabilidad, pero tenemos también en la mira a los demás, que, gracias a su movimiento silencioso, ha servido para apuntar sus movimientos y principales cabezas”.

Estos resultados fueron obtenidos horas después de la detención de nueve personas en el fraccionamiento Islas en La Paz, cuando un comando armado descendió de una camioneta y disparó contra una vivienda ubicada en Tezontle y Ónix de la colonia El Progreso Viva.

Investigaciones que ahora mantienen las fuerzas estatales y federales indican que “el grupo criminal ya estaba estableciendo sus bases, de acuerdo a las primeras declaraciones vertidas, el grupo de Sinaloa venía fuerte a pelear la plaza a los que ya se establecieron, ¿esto qué significa? Que lo más probable es que haya mayor flujo de presuntos delincuentes a la capital, Los Cabos ya ha sido sitiada”, refiere la autoridad.

Aunque los hechos sigan presentándose, “tenemos que poner atención, es La Paz, la capital es ahora vulnerable para los grupos criminales”, declaró el agente de seguridad.

Esto se debe a que al tener mayor presencia de fuerzas de los tres órdenes de gobierno, debido a que “se calentó la plaza” lo más sencillo o “donde pueden avanzar más en el control de territorio, es donde están aprovechando, pero lo que tenemos de ventaja es que las labores de inteligencia han surtido efecto y fue clara en esta detención, más o menos sabíamos rutas de escape, manera de operar y la zona donde se desenvolvían”, celebró el miembro del selecto grupo de seguridad.

De acuerdo al reporte de inteligencia militar, los ocupantes de la unidad Dodge Ram de color negro podrían estar vinculados en al menos cinco homicidios previos al suceso del Progreso Viva:

* A las 8:20 pm del martes 23 de mayo, en las calles de Serdán y Tenochtitlán en Puesta del Sol, hombres armados ingresaron a un lavado de autos donde privaron de la vida a un hombre, posteriormente identificado de 23 años de edad, originario de La Paz y con antecedentes por delitos contra la salud.

* A las 12:14 am del miércoles 24 de mayo, en las inmediaciones del Ejido Chametla, se encontró a una persona sin vida. En el lugar se apostaron agentes de investigación y peritos adscritos a la Dirección de Servicios Periciales.

Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en BCS tras detención de los 9 presuntos sicarios en colonia Las Islas, encontró que tres de ellos habrían participado en el asesinato del periodista Maximino Rodríguez Palacios y otros ocurridos en el estado.

* A las 11:00 am de ese miércoles, en las calles Tezontle y Ónix de la colonia El Progreso fue localizado el cuerpo de un hombre tendido en la entrada de un domicilio. Presuntamente pertenecía a una banda criminal y era sicario (informado en declaraciones preliminares por ocupantes/compañeros de la vivienda). Dentro de la morada, miembros de la Procuraduría General de Justicia (PGJE) localizaron un arma larga abastecida, calibre 7.62 x 39 milímetros, conocida como cuerno de chivo; cuatro envoltorios con sustancia granulada, con las características de la droga conocida como cristal; 17 envoltorios con vegetal verde y seco, con las características de la marihuana; además de dispositivos de seguridad conocidos como esposas. El fallecido, de 36 años de edad, era originario de esta capital y, según Plataforma México, contaba con antecedentes penales por robo a casa-habitación.

* A las 10:42 pm del jueves 25 de mayo se dio un reporte en las calles de la colonia Ayuntamiento, en la zona de arroyo se encontraba una persona sin vida. Justamente en las calles Gastón Vives y Antonio Wilson González, localizaron el cuerpo de un joven de 24 años de edad, hermano de un presunto sicario detenido el 31 de julio de 2016; pistolero al que en su momento se vinculó al asesinato de un joven en el Sport Bar de la Zona Dorada de La Paz.

* Pasadas las siete de la tarde del lunes 29 de mayo, en las calles Veracruz, entre Francisco Villa y Lázaro Cárdenas del Ejido Chametla, un hombre de 42 años fue privado de la vida. Contaba con antecedentes penales.

“La cuestión es que según la información que brindaron, los pistoleros iban y venían a Los Cabos, manifiestan esto, y por supuesto que aprovechamos y nos dieron muchas ubicaciones; el interés de todos los datos es que hay muchos elementos vinculados, hay muchos que traen cola y la instrucción del gobernador es que vamos con todo y contra todos”, advirtió el agente consultado.



Los hechos que silenciaron a la capital

Los delitos de alto impacto generan cada vez más pánico en la población, al derivar hechos violentos en Progreso Viva, uno más en Emiliano Zapata y Bordo, y otras denuncias de balazos, prácticamente a la par.

“Solo el de Progreso resultó real, pero solo era distracción para que las fuerzas del orden se fueran con la finta y dejaran, o desistieran de la persecución que se había iniciado contra los de la Ram negra”, expuso un agente de seguridad del Mando Mixto.

Las fuerzas militares también han tenido una alta participación junto con la Policía Estatal Preventiva (PEP), al ser los primeros en llegar al par de viviendas agredidas por hombres armados.

“Los más sucios para trabajar ya fueron detenidos, son estos, no digo que todos, pero sí algunos, pues se brincaron a la casa de atrás y allá también fueron a balearla, dos casas por dos narcomenudistas, puchas de la colonia de bajo perfil”, indicó del elemento de Seguridad Pública en La Paz.

De acuerdo a datos obtenidos por ZETA, pasadas las once de la mañana los sicarios llegaron hasta la vivienda, de donde descendieron dos sicarios “con armas largas, incluso algunos vecinos vieron y se refugiaron de inmediato, uno sale y los ve, de inmediato le hacen una seña para que se encierre”, comentó el mando.

Ambos sicarios intentaron entrar a la casa, pero contaba con candado, lo que complicó la operación, desde fuera abrieron fuego contra la casa, “en algunas versiones destacan que los hombres no entraron porque desde dentro les dispararon con una pistola 9 milímetros, y dentro de la casa, ya que se apagó el incendio, fue localizada una pistola”, reveló un agente de la Policía Ministerial del Estado.

Al no salir, primero les gritaron “Salgan putos, salgan, ‘ora pues… salgan”, y al no revelar su ubicación, pero sí responder con fuego, los sicarios descargaron sus rifles automáticos, “no te puedo confirmar cuál fue el utilizado, solo sé que es un cuerno de chivo, aún se realizan las pruebas periciales”, indicó el consultado.

Después de realizar decenas de disparos, la respuesta fue nula por parte de los ocupantes de la casa, entonces para obligarlos a salir lanzaron bombas molotov.

“La casa ya en llamas, estos afuera disparando con toda la artillería, pues no quedó de otra: como pudieron las dos personas ya plenamente identificadas, se lanzaron a la casa de un lado”, señaló el ministerial.

En el interior de la vivienda fueron localizados 5 fusiles AK-47; Dos AR-15; Una escopeta; chalecos antibalas, ropa en general en maletas; 4 pistolas calibre 9 mm.

La acción llevó a que los sicarios iniciaran una nueva descarga de balas en contra de la vivienda ubicada atrás y, a unos minutos del suceso, huyeron del sitio.

Algunas personas fueron testigos, e incluso algunos a punto de ser lesionados por disparos. Uno de ellos comparte aquí su testimonio: “En el momento se escuchaba machín, empecé a grabar después de un rato, la neta me dio miedo y paré la grabación”, en la cual se escucha el rechinar de llantas de un vehículo, seguido de disparos de arma de fuego y gritos.

“Oye, se está quemando el carro o qué, son balazos, güey. A aquel bato le dispararon. Se están agarrando o qué. A la madre, aguas, están pasando”, comentario que hace el encargado de la grabación cuando se alcanza a escuchar a una ojiva que pasó cerca de donde estaban los trabajadores de la construcción.

Al alejarse de la casa, que ya habían baleado, el reporte en el radio realizado por el Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4), indica que una Ram negra había disparado contra una vivienda. La unidad fue localizada por el Libramiento Daniel Roldán, luego que agentes de la Policía Estatal y del Mando Mixto la persiguieran.

“De Francisco J. Mujica, siguen por Dátil hasta Toronja, y giran a su derecha por Toronja, fue hasta la Tenerife de la colonia Civilizadores III, allí intentaron escabullirse en una casa, pero los ubicamos y rodeamos”, recordó uno de los miembros del Mando Mixto en entrevista con ZETA.

La casa de seguridad de presuntos sicarios fue localizada en la calle Palma, entre Matías Flores y Gomera de la colonia Las Islas.

“Ahí estuvimos aguantando, vimos que iba a estar pesado el jale, incluso a toda persona cercana, vecinos, todo el que se asomaba, lo primero era preservar la vida, estamos en operativo resguárdese en su casa; todos entendieron y nos dejaron trabajar”, recalcó el agente del Mando.

Una vez que tuvieron a la vista las unidades y el portón con disponibilidad para ingresar, las fuerzas del orden solicitaron a los presuntos sicarios salir de la casa y, una vez asegurados, ingresaron a la vivienda con la autorización correspondiente. Los detenidos fueron puestos en el suelo, unos en el primer piso, otros en la planta alta. Poco a poco se descubría el arsenal encontrado:

* Cinco fusiles AK-47, calibre 7.62 x 39 milímetros.

* Un arma tipo escopeta.

* Equipo táctico, chalecos, ropa en general en maletas.

* 14 cargadores y dos discos con 100 tiros cada uno.

* Tres unidades motrices, la camioneta Dodge Ram 1500 de color negro buscada por las fuerzas de seguridad; además de una Toyota Highlander color oro y una Toyota 4Runner verde.

La casa marcada está marcada con el número 375 de la calle Palma, es color blanco, con vistas marrón y la segunda planta con vistas en rojo; tiene cochera para seis vehículos, con portones de madera y techo con teja, así como sistema de alarma.

Según la dueña de la vivienda, “fue rentada a un grupo de ingenieros provenientes de Sinaloa”, sin embargo, la realidad es otra.

Fuerzas de seguridad de los tres órdenes de gobierno, consideran el operativo descrito, como “un duro golpe a la delincuencia, vamos a medio terminar la guerra que se tiene por la plaza, pero no descartamos que quieran enviar más gente de Sinaloa, pero vamos a seguir firmes, de nuevo en la esperanza de que nuestras autoridades, nuestros jefes lleguen a la destitución de esos malos elementos que nos siguen haciendo daño”, externó un policía ministerial.

Incluso las investigaciones llevan un curso importante, pues en ello se podría establecer la participación de los supuestos sicarios en el asesinato del periodista de Colectivo Pericú, Maximino Rodríguez Palacios, ocurrido el 14 de abril de este año a las afueras de City Club.

“Es muy difícil establecer en este momento, sobre todo si no es por confesión directa, debemos hacer las pruebas de balística a las armas, de ahí también deslindar responsabilidad de los otros hechos recientes, saber quiénes pudieran estar implicados -en caso de resultar positivo-, son muchas pruebas que se deben hacer y con mucho cuidado, no hay que aventurarse”, informó el agente ministerial.



Presencia de SEIDO, Policía Federal y Semar

Desde la misma noche en que fueron capturados los nueve presuntos sicarios en el fraccionamiento Islas, agentes especializados en Delitos contra la Salud de la Subprocuraduría Especializada en la Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) se hicieron presentes en la capital.

La Policía Federal y la Secretaría de Marina (Semar) tomaron las riendas de la investigación y pusieron bajo resguardo a los detenidos. Desde la detención y aseguramiento, pasaron más de 40 horas y la autoridad estatal no brindó datos mayores, solo conocían la captura de los individuos por participar en el operativo, incluso con información a medias del arsenal asegurado.

Trabajadores que se encontraban a los alrededores comentaron a Zeta que las balas pasaban zumbando cerca de donde se ubicaban

“Nosotros simplemente los ponemos a disposición, la autoridad federal se encargó de los trámites correspondientes e investigaciones”, recalcó el agente del Mando Mixto.

La participación de la SEIDO en la investigación denota que hay algo interesante, pues entre los nueve detenidos y las armas incautadas, podrían dar con responsables de gran parte de los asesinatos registrados de La Paz y Los Cabos.

“Según la declaración inicial, no por lo que dicen, sino por lo que pudieran saber, ellos podrían haberse visto involucrados en diversos homicidios importantes, homicidios registrados en La Paz, principalmente. Estamos recabando toda la información y, de ser posible, asegurar otros domicilios que luego se van a enterar”, declaró un efectivo de la Marina a ZETA.

De acuerdo a las investigaciones, la unidad en que fueron vistos los presuntos sicarios parece estar involucrada en otros eventos, hay indagatorias abiertas y se revisa si los detenidos o las armas participaron en algunos eventos, como los homicidios de:

* José Rosario Cadena, comandante del Centro de Readaptación Social de La Paz, privado de la vida cuando llegaba a su domicilio el domingo 15 de enero.

* Juan Salvador Díaz Moreno, alias “El Cuervo 23”, comandante del Grupo Operativo Especial de la PEP, ejecutado el 5 de abril a las afueras del penal de La Paz.

* Maximino Rodríguez Palacios, reportero policiaco de Colectivo Pericú, quien fuera asesinado por un comando armado el 14 de abril en un establecimiento comercial.

“Serían muy buenas noticias, con ello podríamos llegar hasta los verdaderos responsables; lo cierto es que la investigación nos ha dado hacia un grupo en particular, pero el caso es llegar hasta las últimas consecuencias y desde luego brindar esa tranquilidad que la ciudadanía requiere y exige”, argumentó el ministerial.

Aunque no han sido reveladas las identidades de las personas detenidas, supuestamente por la secrecía que mantiene la institución federal, hay nombres y alias que suenan, los cuales han sido dejados a la especulación, ya que no se ha brindado información oficial o por lo menos se ha dado a conocer que se atenderá la demanda. Se rumora que algunos de los detenidos figuran como participantes en eventos antes mencionados.

Al cierre de esta edición, se estaría convocando a rueda de prensa para dar a conocer los avances, sin embargo, se esperaba culminaran los estudios de balística llevados a cabo a cada una de las armas, “hay información importante y se dará a conocer, de momento habrá calma, pero aún estamos por desarticular por completo células de la delincuencia organizada”, adelantó el miembro del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública.



Pánico por balacera

La balacera registrada en la colonia El Progreso Viva, así como la movilización policiaca en el fraccionamiento Islas, generó profunda preocupación entre los vecinos y testigos. Con dos casquillos en mano, uno de AK-47 y otro 9 milímetros, una jovencita que grabó un video en la colonia Progreso, asegura: “Se quedó alguien adentro, se escuchaba cómo gritaba, pobrecito. Vamos a tomar de los casquillos, te está temblando la mano, es que ahorita que saqué al perro me asusté. Hay un casquillero afuera de la casa, se quedó una persona adentro y se estaba quemando, ¡hay una persona adentro! Me está temblando la mano. Aquí en la ex tiendita”.

Estos hechos se han convertido en el pan de cada día, los ciudadanos lo ven con normalidad, sin embargo, muchos han optado por permanecer en sus casas por temor, “es terrible lo que ocurre”, informó un maestro cercano a los hechos, ya que “hasta acá se escucharon los disparos, no hicimos más que resguardar a los niños”.

“Qué estrés hoy, balacera y persecución cerca de la escuela, y tener que estar resguardados junto con los niños por órdenes de Protección Civil, entretenerlos para que no se asustaran, fue algo impresionante; patrullas tras patrullas, militares, exceso de velocidad… Fue un día no muy grato, lo bueno que no pasó nada en la primaria, los niños ya están con sus papás en casa”, expresó una docente, la cual se desempeña en una institución pública de la colonia Indeco, aledaña a donde ocurrieron los hechos.

El pánico es el principal factor que ha envuelto a los sucesos recientes, donde vecinos de colonias como Civilizadores I, II y III, Indeco, Balandra, Las Islas, entre otras, vivieron momentos de angustia, con el paso de las patrullas a los alrededores y calles bloqueadas por elementos de seguridad.

Incendio y balacera, sicarios con ataques más violentos para eliminar a sus víctimas

Incluso un día después, fue evidente la sugestión de los ciudadanos, en las calles de la capital un llamado de refuerzos por parte de los cuerpos policiacos alertó a la ciudadanía, en Padre Kino y 5 de Febrero.

Agentes de seguridad iniciaron una persecución a un vehículo Chrysler PT Cruiser de color blanco y con reporte de robo; según información obtenida por ZETA, la pareja detenida a bordo habría sido parada en Carretera a Los Planes y Libramiento, pero huyeron vía pedestre.

Los hechos generaron una intensa movilización que se llevó por Forjadores de Sudcalifornia, para culminar en la colonia 8 de Octubre segunda sección, donde se efectuó la captura.

“Se metieron hombres armados a la escuela (Secundaria Técnica 10) y todos los plebes al suelo, la verdad teníamos miedo, porque toda esa gente de civil y armada dentro de la institución, nosotros no sabíamos nada, solo nos tiramos”, relató un estudiante del plantel, tras la movilización registrada.

Con acciones como ésta queda claro que los elementos requieren de mayor preparación y sensibilidad al realizar su trabajo, pero interviniendo en instituciones públicas, ya que los padres de familia desconocen el sentido del operativo que realizan, si termina en balacera o solo se trata de la captura de ladrones.

Urgen cambios en corporaciones

“De continuar los malos elementos, acompañándonos en los operativos, en puestos que tienen que ver con las operaciones que realizamos, de nada va a servir, ahorita son nueve detenidos, mañana cuántos más habrán de llegar y, sobre todo, con la misma o más información de la situación que guarda la capital y quién los va a poner al tanto: nosotros mismos. Oficiales coludidos con el narco”, lamentó un agente del Mando Mixto.

ZETA pudo conocer que se tiene santo y seña de cada grupo del principal brazo armado de cada grupo, solo se buscan los elementos necesarios para que ya no salgan de las rejas y dar un golpe más duro a cada una de las células delincuenciales.

El problema es que en ocasiones algunos agentes participan en que “puedan escabullirse, pues según las declaraciones de detenidos, les dicen cómo y por dónde entrar sin ser vistos, incluso algunos manifiestan que cubren tal sector y es por ahí por donde se pelan”, denunció el policía y miembro del Grupo de Coordinación.

Donde existe preocupación, es entre los propios miembros del Mando Mixto, pues realizan las operaciones de seguridad y entregan parte de la confianza de su trabajo a otros compañeros, sin embargo, ciertos de ellos se han enfilado al crimen organizado, pero portando el uniforme policial.

“Es lamentable, a veces hacemos operativos donde sabemos que hay movimiento extraño, cuando vamos, resulta que no hay nada, todo parece que se cuece con normalidad, pero pues son pitazos, y así no se vale”, denunció el agente.

La capital sigue siendo uno de los centros rojos de atención, pues es sabido que dentro de la institución municipal, incluso cercanos al alcalde de La Paz, Armando Martínez Vega, hay malos elementos, reprobados y que las propias Fuerzas Armadas han desaprobado su permanencia del lado de las autoridades de seguridad.

“Estamos en ese tema y nos acaban de pasar una listita ahorita, el problema es el tema financiero, no nos ha aprobado la Federación recurso extraordinario para liquidaciones, mientras no se dé, estamos batallando. Lo que estamos haciendo ahorita por lo menos, es que la gente que está reprobada la estamos sacando del tema operativo y los estamos colocando en otras áreas”, reconoció el alcalde.

Lo cierto es que los recursos públicos municipales son insuficientes para atender el problema, la Federación no ha otorgado los suficientes para llevar a cabo la depuración, por lo que de momento, el problema sigue y la Policía Municipal opera con agentes reprobados, y lo peor, “coludidos con el narco”.

“Tuvimos mandos directos alrededor de 20, y como 60 indirectos, tenemos alrededor de 80 agentes reprobados”, afirmó el edil paceño.

Pero cómo exigir a la autoridad municipal el que haya elementos confiables, si ni siquiera pueden acceder a un director de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal confiable; todos los perfiles enviados a la Federación han sido reprobados en la etapa de Control y Confianza.

“Estoy en espera de eso, no me han comunicado, debo tener los dos resultados de las últimas dos personas que se enviaron, me habían dicho que el viernes, esta semana, estaré insistiendo ahí”, declaró Martínez vega.

Los graves problemas, la “suciedad” en la que las policías, en particular la PEP se ha visto involucrada -según denuncias de la ciudadanía-, ha llevado a las autoridades a buscar alternativas, sobre todo por la instrucción del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, la creación de policías sanas y limpias de corruptos elementos alineados al crimen organizado.

“Tenemos 150 plazas abiertas para policía estatal, tenemos 30 policías ya cursando su formación inicial en un curso de cuatro meses, se está construyendo la Academia de Policía con una inversión de 60 millones de pesos”, aseguró Ismael Sigala Páez, subsecretario de Seguridad Pública en Baja California Sur.

Aunque este proceso podría llevar años, Sudcalifornia debe apresurar el paso, pues los refuerzos de la Federación solo estarán un tiempo, en lo que se logra estabilizar la inseguridad, después el Estado deberá sacar adelante las corporaciones limpias y atender la demanda de la población, sin que exista un compromiso con el crimen organizado.



INFORMACION COMPLETA AQUI



Noticias: Caen sicarios que ejecutaron al Periodista Max Rogriguez - Caen sicarios que ejecutaron al Periodista Max Rogriguez
Comentarios